Jardines de invierno en Nueva York

Public Space, NYC. Nueva York

No es la primera vez que hablamos aquí de las ventajas que tiene viajar a Nueva York en invierno. A unos precios más asequibles, se une la posibilidad de disfrutar de la ciudad de una forma más calmada. Y es que, después de la vorágine de las fiestas de Navidad, Nueva York parece entrar un cierto letargo que la hace especialmente atractiva para todo aquel que quiere descubrirla de forma más tranquila, practicamente como un local.

Una tranquilidad que, sin embargo, no debe llevarnos a engaño, porque la agenda de la ciudad sigue ofreciendo un buen número de citas que siguen haciendola enormente atractiva al visitante. La Semana del Restaurante de Nueva York, las ofertas 2×1 en los espectáculos de Broadway y Off Broadway -los que se encuentran fuera del famoso distrito de los teatros-, la celebración del siempre vistoso Año Nuevo Chino o la cita con la fiesta más edulcorada, San Valentin, son algunas de las atracciones más sugerentes del calendario de invierno de Nueva York.

Viajar en invierno a Nueva York también implica enfrentarse a los rigores del invierno en la ciudad, algo que nos permitirá disfrutar de estampas memorables, especialmente si la nieve hace su presencia durante nuestra visita. Ver nevado Central Park, por ejemplo, es una de las imágenes que permanecerán durante largo tiempo en la retina del visitante. Tan sólo hay que organizar nuestro equipaje con lo necesario para hacer frente al invierno en la ciudad -consulta las recomendaciones que hemos publicado en alguna ocasión-, y tener en cuenta que en Nueva York existen un buen número de espacios públicos y de jardines interiores en los que hacer un alto en tu visita, y escapar de las bajas temperaturas.

En este sentido, hay que saber que los llamados Public Atrium de acceso libre y gratuito para todos, ofrecen en la mayoría de las ocasiones, además de asientos, pequeños puestos en los que tomar un tentempie o bebida caliente, conexiones WiFi, e incluso, exposiciones de arte gratuitas.

Estos son tres de nuestros favoritos.

The Winter Garden at Brookfield Place – Battery Park

Uno de nuestros favoritos es The Winter Garden at Brookfield Place, en la zona de Battery Park. Aunque ha cambiado mucho con la apertura del espacio gastronómico Hudson Eats -un food court situado en su interior,- y no es tan tranquilo cómo lo era hace una década, lo cierto es que este pabellón acristalado situado en Vesey St. y decorado con enormes palmeras, cuenta con unas inmejorables vistas del Hudson River. Además, ofrece un buen número de actividades, como exposiciones, conciertos de música en directo y citas con la magia o los cuentos para los más pequeños, los sábados por la mañana.

The Bank of America Tower – Midtown West

Bank of America desde Bryant Park

Junto a Bryant Park, nuestro parque favorito de Nueva York -Central Park aparte-, se sitúa otro espacio, más pequeño, el ubicado dentro de The Bank of America Tower. Diseñado como si de una extensión del vecino parque se tratara, este espacio llamado Urban Garden Room, se encuentra en la 43rd Stre. y Ave. de las Américas.

590 Madison Avenue – Midtown East

Otro de los mejor situados, en pleno corazón del Midtown– es el ubicado en el 590 Madison Avenue. Una estructura de cristal que acoge en su interior un buen número de mesas y sillas para descansar rodeados de plantas de bambú y algún que otro pájaro, y arte contemporáneo. Y es que este espacio público es facilmente reconocible por la escultura de Alexander Calder, Saurian, situada a su entrada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *