Subir a The Vessel el impactante mirador de Nueva York

The Vessel, es la nueva atracción que no puede faltar en tu viaje a Nueva York. Desde su inauguración el pasado mes de abril, esta instalación permanente se ha convertido en una de las visitas más atractivas en Manhattan, por varios motivos.

El primero, por su impactante diseño inspirado en las características escaleras de los pozos de la India y realizado por el arquitecto británico Thomas Heatherwick. Una instalación que invita al visitante a ir subiendo sus escaleras en espiral contemplando lo que le rodea. Un total de 54 tramos de escaleras interconectados entre sí, con cerca de 2.500 escalones individuales y 80 miradores.

Además, su magnífica ubicación en la plaza central del nuevo barrio de Hudson Yards, inaugurado oficialmente esta primavera, nos permite obtener desde su altura unas increibles vistas en 360 grados de Manhattan. Y es que que, cómo el propio estudio responsable de su diseño ha explicado, el objetivo es que el público descubra una nueva perspectiva de Nueva York desde las diferentes alturas y ángulos que el original diseño ofrece. Hay que recordar que el barrio está limitado al sur por la 30th St. W, al norte por la 41st St. W, al oeste por la  11th Ave. y al este por la 8th. Ave.

A ello hay que añadir que la visita a The Vessel es gratuita bajo reserva previa. Hay dos posibilidades para realizarla.

1. Con antelación (reserva online)

Cada día, a partir de las 8 de la mañana (hora local de Nueva York) se ponen a disposición del público entradas para su reserva online para los siguientes días y/o semanas (con un límite de 6 tickets por petición). Sólo hay que solicitarlas en el enlace Book Vessel Tickets, completando los detalles de fecha y hora preferidas, además de la información personal para recibirlas en formato pdf en la dirección email indicada, y que deberemos presentar -en nuestro móvil o en papel- al acceder a The Vessel.

2. Para el mismo día (reserva presencial)

Cada día, a partir de las 9:30 de la mañana (hora local de Nueva York), se ponen a disposición del público en el propio Hudson Yards, entradas para visitar The Vessel ése día. Tienes que dirigirte a la plaza pública en dónde se ubica la instalación y solicitarlas en la oficina de tickets. Puedes solicitar ayuda a un Vessel Ambassador de la plaza.

The Vessel
Dónde: Hudson Yards
Horario: de lunes a domingo, de 10 a 21 horas
Gratis con reserva previa

Dónde ver el Manhattanhenge en 2019

Nueva York es el escenario de un particular y muy vistoso fenómeno llamado Manhattanhenge. Conocido también como Solsticio de Manhattan, tiene lugar dos veces al año, durante las cuales congrega a un número cada vez mayor de personas para disfrutarlo e inmortalizarlo con sus cámaras.

El fenómero se produce en el momento del ocaso, cuando el sol se alinea exactamente en dirección este-oeste con el trazado de las calles de Manhattan.

Algo que sucede tan sólo dos veces al año -a finales de mayo y mediados de julio-, y con dos días en cada ocasión. Hay pues un total de cuatro ocasiones para contemplarlo, dos de sol completo y dos de medio sol. La fecha exacta va variando cada año, y en 2019 las fechas en las que podrás contemplarlo si estás en Nueva York serán:

Manhattanhenge de medio sol, el 29 de mayo y el 12 de julio
Manhattanhenge de sol completo, el 30 de mayo y el 13 de julio

Sobre los mejores lugares para contemplarlo, hay que recordar que debemos situarnos lo más al este posible de Manhattan, y mirar en dirección oeste, sin perder de vista el vecino estado de New Jersey. Nuestro lugar preferido para contemplar el Manhattanhenge es el puente situado sobre la 42nd St, en la zona de Tudor City.

Si no fuera posible en este punto, lo ideal es buscar calles anchas -como la 14th St, la 23rd St, la 34th St, la 42nd St o la  57th St-, ya que nos permitirán disfrutar de los efectos más espectaculares, y los edificios nos proporcionarán un precioso marco al fenómeno.

Como última recomendación, llegar con al menos media hora de antelación, ya que son muchos los que se congregan para contemplar el Manhattanhenge en Nueva York.

Semana Santa en Nueva York

Nueva York es uno de los destinos favoritos para disfrutar de las vacaciones de Semana Santa. De hecho, la ciudad ha vuelto a batir, por noveno año consecutivo, su récord de visitantes en 2018. Y es que un total de 65,2 millones de personas eligieron Nueva York para viajar el año pasado. Algo que no sorprende, ya que cómo alcalde la ciudad, Bill de Blasio, expresó orgulloso en la presentación de los datos, “es la mejor ciudad del mundo para vivir y visitar“.

Una cifra récord que espera ser superada nuevamente en 2019, a cuyo fin está previsto alcanzar la cifra de 67 millones de visitantes. Si te encuentras entre ellos, y tienes pensado visitar Nueva York esta Semana Santa, anota alguna de las novedades que no puedes perderte.

HUDSON YARDS

La orilla oeste de Manhattan ha sido tradicionalmente la más portuaria e industrial de la isla. Pero su fisonomía tan característica de calles adoquinadas y edificios de ladrillo visto, comenzó a transformarse cuándo en el área situada entre 14th St. W y Gansvoort St. -el llamado Meatpacking District, en el que su ubicaban los almacenes que abastecian de carne a Nueva York-, empezaron a abrir restaurantes y bares, y más tarde tiendas, que pusieron de moda la zona.

El desarrollo de The High Line, el paseo ajardinado elevado que discurre por una antigua antigua línea de ferrocarril de carga llamada West Side Line desde Gansevoort St. (Meatpacking District) hasta W. 34th St. (entre 10th y 12th Ave.), marcó el punto de arranque del desarrollo de la zona oeste de Nueva York, cuándo abrió su primera fase en el verano de 2009.

Y más recientemente, la nueva zona de Hudson Yards. Un plan ejecutado desde el año 2012, que se asienta en el área situada entre Penn Station y Hudson River y conocida como West Side Yard, en la que se han venido almacenando los trenes de cercanía de Long Island Rail Road.

El nuevo barrio de Hudson Yards inaugurado oficialmente esta primavera, está limitado al sur por la 30th St. W, al norte por la 41st St. W, al oeste por la  11th Ave. y al este por la 8th. Ave. El paseo por la zona, nos permitirá disfrutar de dos de las principales novedades de Nueva York en 2019.

THE VESSEL

En la plaza pública que sirve de ventilación para West Side Yards -hay que recordar que la actividad sigue en la zona aunque haya quedado oculta al visitante-, se ubica The Vessel. Un sorprendente diseño del arquitecto británico Thomas Heatherwick, para el que se ha inspirado en las características escaleras de los pozos de la India.

Esta instalación permanente ha tenido un coste de 150 millones de dólares, y puede ser visitada gratuitamente, bajo reserva previa online.

LITTLE SPAIN

Hace un par de años anunciamos la apertura para este año 2019 del espacio gastronómico dirigido por el chef español afincado en Estados Unidos José Andrés junto con los hermanos Adriá, en la zona de Hudson Yards.

Aquel proyecto que aún no tenía un nombre fijado, se ha materializado este mes de abril, y se llama Little Spain. Todo un homenaje a la gastronomía española, que realiza así su desembarco más potente hasta la fecha en la Gran Manzana.

ORCHID SHOW

Además de estas novedades, tu viaje en Semana Santa a Nueva York, te permitirá disfrutar de las coloridas citas primaverales que llenan la agenda neoyorquina. A las adelantadas, como el la celebración del florecimiento de los cerezos en el Brooklyn Botanic Garden o los planes para disfrutar de un Central Park que despierta del letargo invernal con la nueva estación, hay que añadir la cita anual con otro jardín botánico.

El New York Botanical Garden celebra una nueva edición de su Orchid Show, homenajeando a Singapur, la pequeña ciudad estado conocida como la ciudad en un jardín. Para ello, el botánico de Nueva York, ha preparado una instalación con cientos de orquideas escalando hacia el cielo.

Cuándo: hasta el 28 de abril
Como llegar en transporte público

CON NIÑOS

La ciudad de Nueva York es tremendamente atractiva para los niños. Parques y museos ofrecen a los visitantes más pequeños una experiencia que permanecerá largo tiempo en su memoria.

No hace falta salir del corazón verde de Manhattan, Central Park, para visitar el Zoo y la granja que incluye. Otro de los atractivos de ésta epoca del año para los que viajan con niños a Nueva York, es el desfile anual de Pascua, el llamado Easter Parade and Easter Bonnet Festival, que tendrá lugar el día 21 de abril.

Consulta nuestra selección de planes con niños en la ciudad, en la que no faltan carruseles y las tiendas más bonitas.

Primavera en Nueva York

En una ciudad como Nueva York en la que todo parece vivirse intensamente, la llegada oficial de la primavera supone una explosión de nuevos y vibrantes colores, que se abren paso rápidamente para hacernos olvidar los fríos pasados, propios del invierno neoyorquino.

De la misma forma que ocurre en los parques y jardines de la ciudad, que se llenan de brotes incipientes, la agenda de Nueva York se ve reverdecida de nuevas e interesantes actividades primaverales, que invitan a visitantes y a locales a salir del letargo invernal para disfrutar de las temperaturas más benignas.

CEREZOS EN FLOR EN BROOKLYN BOTANIC GARDEN

La celebración del florecimiento de los cerezos es una costumbre japonesa centenaria que cada primavera marca la agenda del Brooklyn Botanic Garden con una de las puestas en escena más extraordinarias para dar la bienvenida a la nueva estación en Nueva York, el llamado Hanami: Cherry Blossom Viewing.

El botánico neoyorquino organiza visitas guiadas gratuitas los miércoles, y en la página web de la institución podrás comprobar el estado de floración de sus cerezos para elegir el mejor momento para visitarlos.

MACY’S FLOWERS SHOW

Empezamos por una cita clásica, la que organizan los grandes almacenes de referencia en Nueva York, el tradicional Macy’s Flower Show,  un evento anual que durante dos semanas llena la tienda más grande de Nueva York (nada menos que 195.000 metros cuadrados).

Este año 2019, nos sorprende con Journey to Paradisius del 24 de marzo al 7 de abril, y un programa en el que no faltará la música en directo, las actividades para niños y los talleres para todos.

DESFILE ANUAL DE PASCUA

Precisamente para los que visitan Nueva York con niños, otra de las citas primaverales más vistosas, es el desfile anual de Pascua, el llamado Easter Parade and Easter Bonnet Festival que tendrá lugar el día 21 de abril.

Se trata de un evento clásico cuyo origen se remonta a 1870, desde entonces, los más pequeños se congregan entre la 49th St.  y la 57th St. para disfrutar del desfile, aunque el mejor lugar para verlo es en los alrededores de la catedral de San Patricio.

Para completar la jornada con los más pequeños, muy próxima a Saint Patrick’s Catedral, se encuentra la nueva ubicación de la tienda de juguetes más emblemática de Nueva York, FAO Schwarz, en el 30 Rockefeller Plaza. Su repentino cierre en julio de 2015 en la 5th Ave. nos había dejado huérfanos, por eso ha sido todo un acontecimiento su reapertura.

CENTRAL PARK EN PRIMAVERA

Visita obligada en cualquier época del año, el pulmón verde de Manhanttan, es el mejor lugar para ver los efectos del cambio de estación en la naturaleza. Central Park ofrece un buen número de posibilidades para todos, repasamos nuestras favoritas.

1. Visitar el Conservatory Garden. Todos los sábados a las 11:00, hay un tour gratuito

2. Recorrer el memorial a John Lennon próximo a su residencia, Strawberry Fields

3. Dar una vuelta en barco en The Lake e ir a comer a Central Park Boathouse Restaurant

4. Subir a la escultura de Alicia en el País de la maravillas, no tiene porque se sólo para los niños

5. Visitar Central Park Zoo

6. Dar una vuelta en el Carrussel

7. Ver las vistas desde Belvedere Castle

8. Pasear por Bow Bridge, el puente más romántico de la ciudad

9. Perderse por The Ramble

10. Ver a los locales y turistas disfrutando del buen tiempo en Sheep Meadow

Planes de Invierno en Nueva York

Empire State Building desde Madison Square Park, NYC. Nueva York

Viajar en invierno a Nueva York nos permite disfrutar de numerosas ventajas, como la de aprovechar la recta final de las rebajas en numerosas tiendas, en los grandes almacenes, como Macy’s, y en las tiendas outletpop up que tanto proliferan en la ciudad de los rascacielos.

Además, el visitante descubrirá algunas novedades interesantes para todos los gustos, las repasamos aquí.

PATINANDO CON VISTAS

Descubre la magia del invierno en Nueva York desde la única pista de patinaje situada en una azotea, The Rooftop at Pier 17 Winterland (89 South St.), en la zona de Seaport District. Espectaculares vistas del skyline de Manhattan presididas por el Empire State Building, al lado de Brooklyn Bridge.

Su visita se puede completar con una copa y picoteo informal en su espacio, Tank o de una cena más formal en R17, el restaurante y lounge con el que cuenta.

PARA NIÑOS DE CUALQUIER EDAD

FAO Schwarz, 5th Ave., NYC. Nueva York

Entre las novedades que encontraremos durante nuestra visita, está la reapertura de la mítica tienda de juguetes FAO Schwarz. Tras su cierre -un tanto traumático- en julio de 2015 de su macrotienda de la 5th Ave., una de nuestras tiendas favoritas de juguetes de Nueva York, se encuentra ahora en otro lugar no menos emblemático, el 30 Rockefeller Plaza.

La tienda es toda una experiencia al margen de la edad del visitante, por la gran variedad de juguetes expuestos y la numerosas demostraciones de juegos de todo tipo que realiza la tienda de forma contínua.

LAS PIEZAS MAESTRAS DEL MET

Metropolitan Museum, Nueva York. NYC aug2015

Los amantes del arte tienen una cita en el Metropolitan Museum (1000 Fifth Ave.). Allí se puede contemplar la magnífica muestra In Praise of Painting, en la que se han reunido las obras maestras de la pintura holandesa del siglo XVII propiedad del museo neoyorquino.

Un recorrido a lo largo de sesenta y seis piezas para descubrir la Edad de Oro, con grandes maestros como Rembrandt, Hals o Vermeer como protagonistas. El que es uno de los museos más visitados de Nueva York, abre todos los días del año, consulta su horario de apertura y precios. El MET se encuentra entre los museos de Nueva York con entrada sugerida.

Durante tu visita en invierno recuerda que Nueva York cuenta con un buen número de espacios públicos para descansar o tomar algo, acogedores jardines de invierno, como los que recomendábamos recientemente.